Historia


 

En construcción – espere …

 


 

Parroquia católica de

SANTA BRÍGIDA Y

BEATO HEMMING

·

Turku 🇫🇮 Finlandia

·

 · Historia de la parroquia ·

 


ANTES DE LA FUNDACIÓN DE LA PARROQUIA

Como resultado de la reforma, las conexiones de la Iglesia de Finlandia con el catolicismo se cortaron a partir de 1517, y el catolicismo estuvo prohibido en el país durante doscientos años. “Quien recurre a la doctrina del Papa, nunca tiene un hogar o residencia dentro de las fronteras suecas …”, fue decretado en el parlamento de Örebro en 1617.
·
Sin embargo, para los pocos marineros, comerciantes y artesanos católicos que vivieron en Turku en el siglo XVIII, establecer una parroquia en Turku fue de suma importancia. La primera misión pastoral católica conocida en Turku fue la visita de Paolo Moretti, el provicario de Estocolmo, a fines del verano de 1796. Después de la guerra de Finlandia entre Rusia y Suecia, se desplegó un ejército ruso en Turku, incluidos soldados católicos. En la medida de lo posible, los sacerdotes católicos de Vyborg visitaron Turku desde febrero de 1811 en adelante.
·
Inicialmente, Turku formaba parte de la parroquia de San Enrique en Helsinki. En 1890, 64 católicos vivían en la zona de la guarnición rusa de Turku. El sacerdote militar polaco ofreció misas en la iglesia de Betel en Turku. El sermón se pronunció en polaco o ruso. Los soldados católicos tenían su propio cementerio cerca del cementerio ortodoxo. Posteriormente, parte de ella fue anexada para uso de la parroquia católica. A principios del siglo XX, algunas familias nacidas en Italia y Alemania llegaron a Turku y necesitaban atención pastoral católica. Además de estos, la ciudad era el hogar de comerciantes italianos paseantes y organilleros callejeros. El cervecero alemán Maximilian Heining trabajó en Aura cervecería y contribuyó al lanzamiento de la oferta masiva en Turku de forma regular.
·
Cuando se fundó el vicariato apostólico finlandés en 1920, mejoró la situación de los católicos de Turku. Desde 1922, Johannes van Gijsel, párroco, viajaba a Turku aproximadamente una vez al mes. Se ofrecieron misas en la casa del cervecero Heining. Por lo general, había una veintena de feligreses presentes. El sermón se dio en sueco o alemán. También se escucharon confesiones en estos idiomas.

 


PUISTOKATU 1

La parroquia necesitaba sus propias instalaciones. Para ello, el padre Van Gijsel alquiló un modesto edificio de madera cerca del puente Martinsilta (Puistokatu 1). La casa estaba en mal estado, la capilla estaba helada en invierno y las paredes estaban cubiertas con papel pintado amarillento y hecho jirones. En esta choza, un pequeño grupo de fieles participó de la misma santa misa que se había ofrecido en la Catedral de Turku según el Missale Aboense. La capilla Puistokatu fue consagrada el 17 de junio de 1922 y estaba dedicada a Santa Brígida. Desde entonces, se ofreció regularmente una misa mensual en la capilla. “Por lo general, había unas 30 personas presentes, incluido un organillero callejero, un par de vendedores de helados, algunos comerciantes con sus familias, un gerente de bazar y algunos cerveceros alemanes”.

 


BIRGERINKATU 14 Y EL NACIMIENTO DE UNA PARROQUIA INDEPENDIENTE

La capilla de Puistokatu no podía considerarse una solución permanente, por lo que el párroco van Gijsel tuvo que ubicar un nuevo lugar para la parroquia. Tal se encontró en Birgerinkatu, en las cercanías de la actual iglesia. El nombre de la calle hoy es Ursininkatu. La capilla Birgerinkatu se construyó quitando una pared entre dos habitaciones. El apartamento también incluía una habitación para el sacerdote y una cocina. La habitación del sacerdote se utilizó más tarde como trabajo y dormitorio del vicario, como sacristía y como habitación de invitados. Al mismo tiempo, la cocina fue también la residencia de un hermano monástico, quien actuó como asistente del vicario.
·
El edificio de la capilla fue adquirido y renovado en el primer semestre de 1926. El 3 de junio, fiesta del Corpus Christi, Van Gijsel ofreció allí la primera misa. El padre Guliemus Cobben fue nombrado párroco en Turku y predicó allí por primera vez el 26 de septiembre de 1926. El padre Cobben permaneció en Turku y comenzó a llevar sus propios registros eclesiásticos. Hasta entonces, los feligreses habían sido miembros de la parroquia de Helsinki. Así nació la parroquia de Turku.
·

 

Párroco Guliemus Cobben (n. 1897, m. 1985) nació en Holanda y perteneció a la orden de los Sacerdotes del Sagrado Corazón (SCJ). Cuando llegó a Turku, tenía 29 años. En los primeros años, predicó principalmente en sueco y alemán, porque los feligreses entendían mejor estos idiomas que el finlandés. El vicario Cobben fue un joven sacerdote alegre, espontáneo y benévolo que sin quejas se conformó con las estrechas condiciones de su rectoría.
·
A partir de 1931, el hermano Erik, ex capitán de barco, trabajó como asistente del párroco. Cocinaba, arreglaba ropa y servía en misa. Debido a que los gastos de alimentación debían minimizarse, las comidas eran modestas y la salud del vicario se deterioró. El tiempo del vicario Cobben como párroco en Turku duró casi ocho años. En 1934, Cobben fue nombrado vicario apostólico y consagrado obispo en los Países Bajos. Los feligreses se regocijaron con el nombramiento, pero se entristecieron por perder a su querido párroco.

 


BIRGERINKATU 15

El segundo párroco de la parroquia fue Laurentius Holzer (n. 1897, m. 1978). Llegó en 1922, era párroco holandés y no estaba afiliado a ninguna orden. Fue considerado un experto economista y arquitecto, habilidades que eran necesarias en la parroquia de Turku. La inauguración se celebró el 4 de agosto de 1935. El párroco fue inmediatamente a los Países Bajos para recaudar dinero y, al regresar, negoció el terreno en Birgerinkatu 15. El precio de compra fue de 395.000 marcos y el préstamo bancario de 350.000. marcas con intereses y amortización a pagar por loterías, cobranzas y diversas transacciones comerciales. La nueva capilla se completó rápidamente y la inauguración se llevó a cabo en la fiesta de Pentecostés, el último de mayo de 1936.
·
Comparada con la anterior, la capilla de Birgerinkatu 15 era espaciosa y hermosa. Un altar de gabinete decorado con esculturas de madera fue un regalo de las hermanas monásticas holandesas. Para aliviar la carga de la deuda de la parroquia, el vicario hizo largos viajes a Europa para recaudar dinero. Cuando la situación política se tornó turbulenta en el otoño de 1939, muchos feligreses se mudaron a Alemania o Suecia, algunos incluso hasta Italia. Otros se trasladaron de la ciudad al campo para protegerse de los bombardeos.
·
Durante la Guerra de Invierno, solo se ofrecieron misas matutinas en la capilla. Vivir en la rectoría era peligroso, ya que el refugio antiaéreo no estaba cerca y la estación de tren (a menudo atacada por el enemigo) estaba casi al lado. Por lo tanto, el párroco se mudó a Kristiinankatu, que era un arreglo de vida algo más seguro. Cuando fue difícil recaudar fondos para el funcionamiento de la parroquia durante la guerra, el vicario Holzer trató de encontrar otras formas. Hizo juguetes con pedazos de tablas que luego se vendieron en la tienda de Wilhelm Casagrande. Los productos estaban bien comercializados, pero las operaciones de la empresa se interrumpieron después de que el obispo señaló que tal actividad comercial no era adecuada para un sacerdote.
·
Después del final de la Segunda Guerra Mundial, el párroco volvió a recaudar fondos y también viajó a Roma. Aquí aclaró su actividad comercial al secretario del Papa, lo que resultó en la aprobación del Vaticano. Al visitar los Países Bajos, recibió $ 10,000 en ayuda de la Orden del Sagrado Corazón y gastó la suma total en bulbos de tulipán. Cuando los tulipanes llegaron a Finlandia, los vendió en una subasta en Helsinki por 50.000 dólares. A continuación, Holzer importó arroz y naranjas. Vendió las delicias a un precio lucrativo, y por estos medios pudo pagar las deudas de construcción de la capilla de Turku. Con el dinero restante, construyó una casa de tres pisos para el orfanato y el jardín de infancia de las hermanas a fines de la década de 1940. El párroco creó los dibujos del nuevo edificio por sí mismo y también trabajó como constructor. El edificio estuvo listo para su uso en agosto de 1949.
·
Cinco hermanas de la Orden del Sagrado Corazón se instalaron en la casa, tras lo cual el orfanato abrió sus puertas. Al principio, había unos 30 niños en el orfanato y hasta 80 alumnos en el jardín de infancia. La aparición de las hermanas con velo negro fue un espectáculo inusual en Turku, y fueron entrevistadas en los periódicos. El orfanato dejó de funcionar en la década de 1950 cuando se volvió innecesario, pero el jardín de infancia funcionó hasta la primavera de 1984.
·
El padre Jan Snijders (n. 1912, m. 1972) fue vicario desde 1949 hasta 1967. También nació en los Países Bajos. Snijders quería enriquecer la vida espiritual de la parroquia y formar una sola familia de su rebaño disperso. Muchos sintieron que su mandato fue una época de crecimiento espiritual. Buscó desarrollar el coro y también estaba interesado en trabajar con niños y jóvenes. Cuando su energía decayó, decidió servir en el ministerio hospitalario en Alemania.

 


CONSTRUYENDO UNA IGLESIA NUEVA

En 1966 había 225 miembros en la parroquia y 157 de ellos eran ciudadanos finlandeses. El número de feligreses de habla finlandesa creció lentamente. Mientras tanto, muchas de las familias originalmente de habla extranjera fueron fenizadas. La última misa en la capilla de madera de Ursininkatu 15 se ofreció el 6 de enero de 1966. Solo unas semanas después, el edificio fue demolido. Luego, las misas tuvieron lugar en la capilla de la casa de las hermanas hasta que se completó la nueva iglesia.
·

Construcción de la entrada principal del convento
·
Los dibujos de la actual iglesia de Santa Brígida y Beato Hemming fueron realizados por el arquitecto A.S. Sandel y la financiación del proyecto también estuvo a cargo de Holzer esta vez. La nueva iglesia fue inaugurada el 5 de noviembre de 1966. Las vidrieras y otros objetos de arte son obra del padre J. De Visser. En la pared detrás del altar había inicialmente un gran crucifijo hecho de hierro forjado y acero, y había seis candeleros de cobre al lado del altar. En la pared del fondo, había fotografías de los patrocinadores de la iglesia, Santa Brígida y el Beato Hemming. La pila bautismal estaba ubicada en la capilla lateral.

 

 

·
Hay una visión de Cristo como la figura central del universo y la creación en la gran ventana del lado de la calle. El tema principal es el antiguo símbolo cristiano de un pescado y una cesta de pan. El gran pez, Cristo, guía a sus seguidores. La ventana lateral de la capilla lateral ilustra la historia de la Iglesia católica en Finlandia. Representa a los santos Eric y Henry llegando a la cruzada y al obispo medieval sentado en su trono. Además, la ventana tiene la Virgen María con el Niño Jesús al lado de la Catedral de Turku y el Escudo de Armas de Turku.
·
El obispo Cobben inauguró la iglesia y estuvo presente la mayoría de los sacerdotes, hermanas y hermanos católicos que trabajaban en Finlandia. El obispo bendijo el salón de la iglesia y colocó las reliquias de las santas Brígida, Lorenzo, Bonifacio y Cecilia en la piedra del altar. El obispo Verschuren ofreció la primera misa con la asistencia de varios sacerdotes en el nuevo altar. En ese momento, la Sociedad Teresa estaba en su momento más activo, con veinte miembros activos. Las sillas en el salón parroquial se compraron con fondos recaudados por la asociación. El siguiente vicario, el padre Jan Paus, comenzó su ministerio en la parroquia el 23 de marzo de 1967 y continuó durante catorce años. Por iniciativa suya, se inició la reunión para el café de la iglesia después de la misa dominical.
·
El padre Frans Voss fue vicario de Turku de 1981 a 1993. Buscó revitalizar la liturgia, enfatizó el papel de los lectores, acólitos y el coro. También organizó ensayos de canto para aprender nuevas piezas. El trabajo del consejo parroquial aumentó y se hizo más efectivo. El consejo económico separado tenía la tarea de mejorar la economía crónicamente deficiente de la parroquia.
·
En la primavera de 1985, el vicario Voss y un grupo de feligreses fueron en peregrinación a Vadstena. Uno de los propósitos de la visita fue animar a las hermanas brígidas a establecer un nuevo convento en Turku, y en 1986 esto ocurrió.

 

 

 

 


LAS HERMANAS BRÍGIDAS

En el verano de 1986, las hermanas brígidas regresaron a Finlandia cuatrocientos años después de que el convento de Naantali cerrara sus puertas. Abrieron una casa para huéspedes y un dormitorio de estudiantes. En el patio entre la iglesia y la casa de las hermanas se erigió la sala Birgitta, con planos del arquitecto Benito Casagrande. La creación del convento supuso que la vida de toda la parroquia se hiciera más activa.
·
En la celebración del trigésimo aniversario de la llegada de las hermanas a Turku, Leena Casagrande, presidenta de la Asociación de Amigos de las hermanas Bridgettine, comentó el significado de las hermanas en su discurso: Obviamente, llevar a las hermanas a Finlandia requería muchas negociaciones y preparativos. El obispo Paul Verschuren tuvo conversaciones con la madre Tekla en Roma, pero los preparativos también se llevaron a cabo en Turku. El padre Frans habló sobre el asunto en una reunión del consejo parroquial. Allí, Vittorio Casagrande sugirió una peregrinación a Vadstena con la esperanza de acelerar el proyecto. Esto fue visto como una forma de expresar nuestro deseo a la mismísima Santa Brígida. Así, un grupo de feligreses esperanzados se fue en peregrinación a Suecia. Al enterarse del viaje organizado por nuestra parroquia, nuestro obispo comentó con una sonrisa: “Si se hace, el éxito debe seguir”.
·
Durante estos últimos treinta años hemos podido experimentar la bondad y la amistad de las hermanas. Siempre es bueno estar aquí con las hermanas… Si uno asiste a misa aquí, la vista de las hermanas, en paz en la iglesia, es evidente. Sin embargo, se asegura que seis días a la semana trabajan duro de la mañana a la noche. Rezan varias veces al día (por todos nosotros y por sus amigos fallecidos), lo que también puede considerarse trabajo, pero realizan muchas otras tareas.
·
La casa para huéspedes requiere cocinar, lavar y limpiar todos los días. Hemos disfrutado innumerables veces de deliciosos cafés y comidas aquí, y la limpieza de las instalaciones puede ser vista por cualquier visitante. ¡Los pisos siempre brillan! El jardín de flores de la hermana Nunzia deleita a todos los que entran, y tampoco florece sin trabajo. Las nuevas hermanas también están ocupadas trabajando duro en sus lecciones de finlandés, lo que requiere mucho trabajo. Además de todo esto, las hermanas también ayudan a la iglesia limpiando y asegurando que nuestros sacerdotes coman bien y reciban alimentos saludables. Las hermanas también prestan el hermoso salón Birgitta a la parroquia.

 


TREINTA AÑOS

Treinta años encierran muchas ocasiones y celebraciones inolvidables, pero encuentros aún más importantes, momentos maravillosos que siempre permanecerán en nuestro corazón. La visita del Papa Juan Pablo II en junio de 1989 fue, por supuesto, un gran acontecimiento en la parroquia. El número de miembros de la parroquia siguió creciendo a medida que los vietnamitas y, por ejemplo, Las familias polacas se trasladaron a la región de Turku.
·
El siguiente vicario fue el padre Ryszard Mis (SCJ). Su comportamiento amistoso y sus sermones profundos recibieron una respuesta positiva de los feligreses. Después de que el padre Mis asumiera un puesto de liderazgo en su orden y, por lo tanto, se trasladara a Roma en 1997, el padre Jarosław Nieciąg (SCJ) y después de él el padre Wiesław Swiech (SCJ) hasta 2002. En 2003, la parroquia recibió un nuevo vicario, el padre Peter. Gębara (SCJ), que iba a servir a la parroquia durante mucho más tiempo. El padre Gębara se mudó a Turku desde Tampere.
·
También ha habido muchos eventos de verano en la vida de la parroquia durante décadas. La peregrinación a Köyliö una semana antes del solsticio de verano ha sido un evento anual. También ha habido visitas ocasionales a la isla del monasterio de Kökar. Se han ofrecido misas en la Iglesia Sture del Castillo de Turku en relación con los Días Medievales de Turku. En Koroinen, se ha ofrecido una misa varios veranos, además de una pequeña peregrinación desde la iglesia a Koroinen.
·
En el siglo XXI, la parroquia ha seguido albergando a varios grupos, algunos de los cuales incluyen un grupo de jóvenes. Además, se han establecido nuevos grupos, p. Ej. el Círculo de Estudios Teológicos y el “Club Muksu” para niños pequeños. Las actividades de la parroquia también se han expandido en la diáspora. Por ejemplo, cada vez hay más católicos en la isla de Åland, por lo que se ha establecido allí una misa regular de la diáspora. También hay misas regulares en Eurajoki, a las que asiste un gran número de personas, especialmente polacos.
·
El número de nacionalidades diferentes en la parroquia aumentó en la década de 1990 y más allá, y en este momento hay al menos más de 60 nacionalidades diferentes, y los feligreses hablan al menos 30 idiomas diferentes. Los miembros de la parroquia de Santa Brígida y Bendito Hemming en Turku pertenecen a una comunidad altamente internacional donde el catolicismo de la Iglesia se vuelve tangible, ya que personas de diferentes países forman una parroquia y enriquecen su vida y la de toda la diócesis con sus características.
·
Se han realizado actualizaciones y renovaciones en el edificio de la iglesia en el siglo XXI. Por ejemplo, se han renovado los sistemas de iluminación y sonido del salón de la iglesia.
·

Salón de la Iglesia
Capilla del Sacramento al lado del Salón de la Iglesia
·
A medida que la parroquia ha crecido, el espacio de la iglesia se ha vuelto insuficiente. Durante las altas misas es común que todos los asientos estén ocupados. Por lo tanto, desde 2013, la misa dominical también se ofrece a las 9.00 en latín, sueco o finlandés, y a las 18.00 en inglés, además de la misa mayor. La parroquia también tiene misas en polaco, vietnamita, tagalo, español y arameo.
·
La gestión del cementerio católico pertenece a esta parroquia, y las jornadas de voluntariado para el mantenimiento de la zona se han organizado todos los años en primavera y otoño. A veces, el cementerio también ha tenido su propio cuidador, pero en estos días los feligreses (sobre todo los vietnamitas) han trabajado diligentemente para cuidar el cementerio.

 


PARROQUIA EN CIFRAS ESTADÍSTICAS

·
Número de miembros
1930 > 81
1940 > 144
1967 > 236
1987 > 438
1996 > 820
2015 > 1912
·
Distribución de idiomas en 2015
Finlandés > 523
Polaco > 321
Vietnamita > 174
Sueco > 128
Castellano > 115
Arameo > 103
Tagalog > 47
Árabe > 30
Asirio > 11
Otros > 471

 


·
La sección sobre los años 1926-1996 está basada en un artículo de Kalevi Vuorela, publicado en la revista parroquial en 1996. A partir del 2000, la información fue proporcionada por Jouni Leinonen y Leena Casagrande.
·
Fuente: Revista Parroquial Edición Fiesta 3/2016

 


►  MENÚ PRINCIPAL
►  INICIO

Webmaster
catholicturku (at) outlook.com